Sector Palma contra la ilegalidad

El mercado de aceites y grasas vegetales en el país se ha visto amenazado desde hace ya varios años por un problema creciente que tiene en riesgo a la industria formal de aceites líquidos en el país, la ilegalidad e informalidad en el comercio de estos productos

La ilegalidad se da no solo por contrabando de aceites, sino por comercialización de aceites usados, y re-envase de aceite a granel vendido por productores palmeros y producto de origen desconocido, los cuales se distribuyen en el comercio minorista.

Se estima que estos aceites ilegales han capturado cerca del 30% del mercado a nivel nacional. El impacto para las empresas formales dedicadas a esta actividad productiva es de gran envergadura, considerando que esta industria factura cerca de 2 billones de pesos anuales, y genera más de 5.000 empleos directos.

Detrás de este comercio ilegal e informal se encuentra un variado número de fenómenos. Por una parte, se ha identificado que se está re-envasando y comercializando aceite de contrabando que ingresa de Venezuela y Ecuador.   Así mismo, también se ha identificado que por Buenaventura, La Guajira y Ecuador entran a su vez grandes cantidades de aceite para re –envasar que muchas veces son legalmente importadas.

Otra fuente de estos aceites ilegales proviene de aceites re-utilizados que ya han cumplido su vida útil, los cuales son blanqueados o filtrados para  re-envasarlo y se comercializa  nuevamente para su venta y consumo.   En estos casos, además del daño que se hace a las empresas legales,  se genera un enorme problema de salud pública ya que el aceite que ya ha cumplido su vida útil puede causar diversas enfermedades como el cáncer gástrico.

Las empresas del sector de aceites y grasas vegetales han denunciado que la ilegalidad y la informalidad afectan su capacidad de avanzar en su transformación productiva.  Es por ello que el Programa de Transformación Productiva, se encuentra trabajando de la mano de los empresarios, el gremio Asograsas y autoridades locales y nacionales para reducir el impacto de la ilegalidad sobre la industria.   Las acciones están encaminadas a fortalecer la acción de las entidades encargadas de realizar inspección, vigilancia y control sobre los establecimientos comerciales.   Como piloto para implementar en otras zonas del país, se está trabajado con las Secretaría Municipales y Departamentales de Salud campañas de difusión de buenas prácticas en comercialización y consumo responsable de aceites y grasas vegetales a través de la divulgación de material publicitario que está siendo repartido mediante visitas de los inspectores de salud a los comercios, minoristas y consumidores en general.   

Infografia-sector-Palma.png
logos-contra-la-ilegalidad.png

Comparte: